El miembro del Salón de la Fama de Cooperstown, Vladimir Guerrero, hizo un vehemente llamado a la juventud a no rendirse en sus propósitos de alcanzar sus metas.

Guerrero, quien regresó la tarde de este domingo al país, luego de ser anunciado para ingresar al solio de Cooperstown, dijo en mensaje a los jóvenes dominicanos: “Sean perseverantes”, para luego recordar que cuando lo firmaron hubo gente de su pueblo que le dieron tres meses para que estuviera de vuelta, sin embargo, por su paciencia y trabajo hoy ha visto los resultados de sus esfuerzos.

Asimismo, dejó claramente establecido que no le interesa ocupar ninguna posición en el béisbol por el momento. Guerrero, quien fue recibido por una multitud en Las Américas, ofreció una conferencia de prensa en la que abordó múltiples temas.

“Mi vida no va a cambiar. Voy a seguir siendo el mismo muchacho humilde de Don Gregorio que anda en pantalones cortos y en chancletas”, dijo Guerrero, quien estuvo acompañado de su madre Altagracia Alvino, en la mesa en la que también estaban el Ministro de Turismo, Francisco Javier García y el de Deportes, Danilo Díaz.

En el salón también estaban Wilton, Eliezer, Glenis, Julio y Vladi, también sus ocho hijos y su padre Damián Guerrero.

Su objetivo en lo adelante es dedicarse a ayudar a niños de su natal comunidad Don Gregorio, del municipio de Nizao, a jugar béisbol. “No me interesa ser scout, ni coach, ni nada”, insistió.

Informó que fue llamado por los ejecutivos de los Angelinos para que ofrezca algunas clínicas en febrero próximo. Dijo que respondió que asistirá, pero sólo a ofrecer esas clínicas y de ahí, de vuelta a su natal Don Gregorio. No le gustaría comprometerse ni ser coach, dijo, “solo ayudar a los niños” de su pueblo.

En la actividad también habló el Ministro de Turismo, Javier García, quien destacó que Vladimir “es un profeta en su tierra”.

Ponderó sus éxitos alcanzados en el béisbol que según dijo, “hoy se ven coronado con la distinción de formar parte del Pabellón de la Fama de Cooperstown”.

También, se dirigió a los presentes el Ministro de Deportes, Díaz, subrayando que Vladimir es hoy honrado y vitoreado por su exitosa trayectoria.

Vladimir “es un ejemplo para la juventud” de la República Dominicana y el mundo, sostuvo Díaz.

Al recibimiento también asistieron Luis Mejía, presidente del Comité Olímpico Dominicano y miembro del Comité Olímpico Internacional, así como Héctor –Tito- Pereyra, presidente de la Federación Dominicana de Béisbol y Ricky Noboa, Comisionado Nacional de Béisbol Profesional y el síndico del municipio de Nizao, Salvador Pérez.

Vladimir bajó del avión, un jet privado con una bandera dominicana en las manos, recibiendo los vítores de las personalidades que se encontraban en la rampa.

Una gran multitud asistió al aeropuerto a pesar de las torrenciales lluvias.

Luego de bajar bailó merengue típico, animado con tambora, güira y acordeón.

Una gran caravana partió desde el aeropuerto con un gran dispositivo de seguridad.

Vladimir será recibido en el parque Eugenio María de Hostos, donde se les ofrecerá un gran recibimiento y luego la caravana continuará a su natal comunidad de Don Gregorio, haciendo una pequeña parada en Nizao, donde también se le tributará un gran recibimiento.

Compartir