Jeisy Licette tiene 1 año y 9 meses, apenas empieza a vivir y desde que nació ha sido el eje central en la vida de sus padres Anhud Cuevas Méndez y Albacelis Trinidad Rivas.

Desde su nacimiento todo había sido felicidad para sus progenitores, hasta que el 19 de diciembre la niña se desmayó sin razón aparente en su residencia, ubicada en el municipio Villa Jaragua, provincia Neyba, al sureste del país.

Según sus padres, los médicos de ese lugar no tenían idea de lo que provocó aquel desmayo, por lo que la refirieron al Centro de Diagnóstico y Medicina Avanzada y de Conferencias Médicas y Telemedicina (Cedimat), donde le diagnosticaron “Cardiopatía Congénita”.

“Necesitamos alrededor de un millón de pesos para salvar la vida de nuestra hija y nosotros no lo tenemos. Hemos tocado todas las puertas y nadie nos ha ayudado todavía”, expresó Anhud visiblemente preocupado por la salud de su hija.

Albacelis describió que a partir de ese momento, Jeisy ocasionalmente se desmaya, su piel cambia de color y le da ataques de taquicardia; por lo que temen que en cualquier momento pase lo peor.

“Nuestra niña necesita una cirugía lo más pronto posible y no tenemos el dinero; hacemos un llamado a las autoridades para ver si nos pueden ayudar; hacemos el llamado a cualquier persona que desee ayudarnos”, dijo la madre de la niña.

Los padres visitaron las instalaciones del LISTIN DIARIO y mostraron cotizaciones de la cirugía y el tratamiento, así como estudios que se le han realizado a la pequeña Jeisy, por lo que piden la mano amiga y solidaria del gobierno dominicano y del pueblo de manera general.

Compartir