El exdirector de Oxfam en Haití, implicado en un escándalo mundial de abusos sexuales, reconoció haber tenido relaciones de pago con prostitutas en locales financiados por la organización, según un informe interno elaborado en 2011 por la oenegé y publicado este lunes.

Junto con otros dos responsables de la organización, el belga Roland van Hauwermeiren, de 68 años, tuvo que dimitir a raíz de acusaciones según las cuales los tres hombres habían contratado los servicios de jóvenes prostitutas durante su misión en Haití, tras el devastador seísmo de 2010.

El documento, que Oxfam publicó este lunes en una versión parcialmente censurada, también señala que tres de sus empleados amenazaron físicamente a un testigo de la investigación abierta por los hechos denunciados en el país caribeño.

“El incidente dio lugar a que tres de los sospechosos amenazaran e intimidaran físicamente a uno de los testigos mencionados en el informe”, indica el documento.

Esas tres personas fueron despedidas por “acoso e intimidación de personal” de la organización y por haber usado material informático de la Oxfam para acceder a “contenidos pornográficos e ilegales”.

La semana pasada, Van Hauwermeiren negó haber organizado orgías con jóvenes prostitutas y aseguró que “nunca había entrado en un burdel” en Haití. En una carta publicada por medios belgas, sólo reconoció haber tenido relaciones sexuales con una “mujer respetable y madura”, sin darle dinero.

Sospechosos del escándalo sexual de Oxfam en Haití amenazaron a testigos

Pero, en el informe interno de 2011, el responsable belga había admitido haber tenido relaciones con prostitutas en su domicilio haitiano, financiado por la oenegé.

La oenegé eligió entonces ofrecerle a su responsable en Haití una “salida digna, a condición de que cooperara plenamente con el resto de la investigación”.

El informe interno de 2011 concluyó entonces “que ninguna de las acusaciones iniciales de fraude, nepotismo o contratación de prostitutas menores habían podido ser demostrada por la investigación”, aunque no “se podía descartar” que al menos una de las prostitutas fuera menor.

Oxfam desveló el viernes un plan de acción para impedir nuevos casos de abusos sexuales e intentar así aplacar la polémica mundial generada por las informaciones sobre sus responsables en Haití.

En este caso, también se ha reprochado a la organización británica que no impidiera a los cooperantes incriminados unirse a otras oenegés. Tras su paso por Oxfam, Roland van Hauwermeiren trabajó en la organización francesa Acción contra el Hambre en Bangladés. Esta última lamentó no haber sido avisada del pasado del belga.

Compartir