Investigadores de las Grandes Ligas entrevistaron ayer al tercera base de los Mellizos de Minnesota Miguel Ángel Sanó por primera vez, dos meses después de que una mujer dijo que el dominicano la agredió sexualmente durante una sesión de autógrafos en el 2015.

De acuerdo a una información publicada por Lavelle E. Neal y Phil Miller del Star Tribune, establece que Sanó no estuvo presente ayer en el entrenamiento de los Mellizos.

Sus representantes le comunicaron a ese equipo de la reunión con los investigadores, y Sano más tarde regresó, pero no estaba en la alineación para el juego de Minnesota contra Boston, según colgaron en la página de internet (startribune.com).

En cambio, el jugador de 24 años hará su debut en la Liga de la Toronja este miércoles contra los Astros de Houston, pero ha estado practicando con sus compañeros de equipo en el entrenamiento de primavera.

En una publicación de Twitter a fines del pasado mes de diciembre, la fotógrafa Betsy Bissen detalló un incidente que decía que Sano intentó besarla de manera agresiva e intentó llevarla a un baño. El tercera base negó con vehemencia la historia de Bissen, y afirmó que tiene “el mayor respeto por las mujeres”.

El nativo de San Pedro de Macorís fue escogido por primera vez al Juego de Estrellas en 2017. En la temporada pasada bateó .264 con 28 jonrones, 77 carreras impulsadas.

El pasado 13 de noviembre, se sometió a una cirugía para injertarle una vara de metal en la pantorrilla izquierda.

Compartir